Escape Room de Realidad Virtual multisensorial

¿Puede la Realidad Virtual enriquecer la experiencia de un Escape Room? Todo un mundo virtual de posibles historias, enigmas, pistas y rompecabezas al alcance de nuestra mano.

¿Qué es un Escape Room?

A grandes rasgos, un Escape Room es un juego de aventuras que consiste en encerrar a un grupo de jugadores en una o varias habitaciones donde deberán resolver enigmas siguiendo el hilo conductor de una historia predefinida para poder escapar antes de que se acabe el tiempo límite.

Las ambientaciones posibles son de lo más variado y pueden ir desde aventuras futuristas, hasta recorridos por la historia antigua. En realidad, el único límite es la imaginación del creador del Escape Room. Misterio, terror, aventura o un toque sobrenatural, son cosas que un jugador puede esperar cuando se adentra en un Escape Room. ¿Lo has probado alguna vez?

Realidad Virtual en un Escape Room

La experiencia de un Escape Room no es solo mental sino también física, es decir, los jugadores no están sentados delante de un tablero o una pantalla de ordenador. Se les encierra dentro de la habitación decorada siguiendo la ambientación de la aventura y en ella tienen libertad total para moverse y encontrar las pistas que les permitan resolver los diferentes retos.

Pero ¿y si pudiéramos hacer esa decoración mucho más realista? ¿Y si pudiéramos ir más allá del cartón piedra? ¿Y se pudiéramos lograr una verdadera sensación de presencia en el nuevo entorno?

Aquí es donde la Realidad Virtual puede jugar fuerte sus cartas.

La inmersión visual y auditiva de la Realidad Virtual

Experiencias de Realidad Virtual para un Escape Room

La vista y el oído son sin duda dos de los sentidos que más rápidamente pueden sumergirnos en el mundo virtual que hayamos creado para la aventura.

Técnicamente hoy en día tenemos múltiples posibilidades para lograr una inmersión visual y auditiva. Desde las gafas de VR más sencillas, dentro de las que colocaremos un teléfono móvil con auriculares (como las Samsung Gear), hasta potentes gafas de Realidad Virtual conectadas a un ordenador que son capaces de generar experiencias tremendamente realistas (como las Oculus o las HTC).

Además, la Realidad Virtual ha dejado de ser una experiencia estática. Ya no es necesario estar sentados para disfrutar, ahora nuestras gafas de Realidad Virtual pueden incorporar cámaras y sensores que les permiten detectar nuestros movimientos por una habitación y modificar el entorno que nos muestran de forma acorde.

Si además añadimos sonido espacial, es decir, un audio en el que los diferentes sonidos están situados correctamente en un espacio de 360º, es muy fácil dejarnos transportar a mundos totalmente diferentes de nuestro entorno habitual.

¿Cómo conseguiremos una mayor inmersión, con un decorado de cartón piedra y espuma de poliuretano, o mediante una recreación en la que podamos ver y escuchar hasta las goteras del techo o las cucarachas que corretean por el suelo?

¿Y qué hay del resto de sentidos?

Exacto, ¿qué hay del resto de los sentidos?

El apartado visual y auditivo en Realidad Virtual es, sin duda, el que se ha desarrollado más. Pero muchas empresas están trabajando también el resto de los sentidos para mejorar la presencia dentro del mundo virtual.

Ya nos podemos mover por un espacio, cierto. Hay gafas de VR capaces de detectar nuestra posición y modificar la imagen que nos muestran conforme caminamos. Pero es que también existen dispositivos que nos permiten andar, correr, o incluso saltar, traduciendo nuestro movimiento físico a un movimiento dentro del mundo virtual sin desplazarnos de donde estamos. Ideal para echarnos unas carreras en el salón de casa persiguiendo a los malos sin toparnos con la pared cada pocos pasos.

También podemos tocar y mover objetos. Podemos usar los mandos que incluyen muchas gafas de VR, pero también existen dispositivos hápticos que nos pueden dar la sensación de presión y resistencia que experimentaríamos al tratar de coger o levantar un objeto. Si agarramos el pomo de una puerta, podemos sentir ese pomo en nuestra mano.

¿Y los olores? Todavía están en fases algo tempranas, pero ya existen dispositivos que pueden ofrecer los variados olores que encontraríamos en el entorno de nuestra aventura.

Las posibilidades son increíbles.

Un Escape Room Virtual

Podemos recrear un entorno virtual que reproduzca fielmente cualquier aspecto y ambientación que deseemos darle a nuestra aventura, podemos movernos con gran libertad por ese entorno, podemos escuchar cada sonido correctamente posicionado y podemos interactuar con los objetos o personajes virtuales que encontremos.

Podemos, en resumidas cuentas, crear un entorno virtual que transporte al usuario a un mundo de aventuras, misterio y fantasía.

Y lo que es más importante, mediante Realidad Virtual podemos lograr que el usuario realmente VIVA ese entorno.

Desde Apleaners, desarrollamos experiencias de Realidad Virtual y Mixta para gafas de VR. Si tienes en mente un proyecto, compártelo con nosotros!

Sergio YagüeEscape Room de Realidad Virtual multisensorial