LA NUEVA REALIDAD: REALIDAD VIRTUAL, REALIDAD AUMENTADA Y REALIDAD MIXTA

Desde siempre hemos tenido la convicción de que la realidad era única, algo inmutable que estaba ahí frente a los engaños en que en ocasiones caían nuestros sentidos. Y de repente llega la tecnología para desdibujar eso que entendíamos por realidad y para hacer que nos preguntemos donde acaba la realidad y dónde empieza el engaño. Veamos que son esas “nuevas realidades”.

¿Qué es realidad virtual?

La realidad virtual se basa en sustituir el mundo real por otro totalmente virtual generado por ordenador. Para lograrlo se aísla al usuario del mundo real haciendo que todos (o casi todos) los sentidos de la persona se vean involucrados en la experiencia virtual.

Ya son populares las gafas de realidad virtual (como por ejemplo Oculus Go, Oculus Quest, o HTC Vive) que permiten al usuario ver y oír en ese nuevo mundo virtual, pero no solo la vista y el oído van a participar en la nueva realidad. El tacto es el siguiente paso y ya existen guantes que permiten sentir el objeto virtual que estamos agarrando. Y no solo queda ahí la cosa, para lograr una mayor inmersión se crean completas cabinas sensoriales en las que el usuario puede notar olores, cambios de temperatura, o el viento cuando camina a través de un entorno virtual.

Una nueva realidad para descubrir y explorar.

¿Qué es realidad aumentada?

En la realidad aumentada estamos insertado información digital sobre el mundo real, aunque sin que se produzca una verdadera interacción entre ellos.
La principal diferencia con la realidad virtual la encontramos en que no se busca aislar al usuario del mundo real, sino mostrarlo con información añadida.

Seguramente todos recordamos el éxito del juego Pokemon Go con el que podíamos usar un teléfono móvil para cazar pequeños monstruos que aparecían en cualquier punto del paisaje que nos rodeaba. Solo había que enfocar un área con la cámara del móvil y ver si en la pantalla se superponía o no un Pokemon.
Pero no fueron los primeros en llegar al mundo de la AR, años antes de que estallara la fiebre de cazar Pokemons ya existían apps como por ejemplo Layar o Google Goggles que permitían apuntar con el móvil a un objeto, un monumento o un cuadro y que éste nos diera información adicional sobre él: nombre, autor, significado, etc.

Pensando en el mundo del turismo y la cultura enseguida vemos que se trata de aplicaciones muy interesantes ya que permiten al usuario enriquecer la experiencia de su viaje sin más ayuda que su teléfono móvil o su tablet.

¿Qué es realidad mixta?

En la realidad mixta se combina el mundo real con el mundo digital en tiempo real y es posible la interacción entre ambos.

¿Qué quiere decir ésto? Pues que el usuario puede interactuar con los objetos virtuales teniendo en cuenta el entorno real. Por ejemplo si lanzamos un vaso virtual al suelo su comportamiento ha de ser distinto si cae sobre una alfombra mullida o sobre una zona de baldosas en el mundo real. ¿Habéis podido probar unas gafas como por ejemplo las HoloLens o las MagicLeap?

Aunque se trata de algo bastante reciente, las aplicaciones para la realidad mixta tienen un recorrido inmenso. Las primeras que se están explorando, como suele ocurrir, son militares y médicas, pero no tardarán en popularizarse aplicaciones para otros campos: juegos, marketing, educación, etc.

¿Dónde encaja el tour virtual 360º dentro de todas estas nuevas realidades?

En una visita virtual 360 multimedia estamos añadiendo capas de información digital (textos, vídeos, imágenes, objetos 3D, etc.) sobre el entorno real, por lo que en este sentido estaríamos hablando de Realidad Aumentada. Pero se trataría de una realidad aumentada en diferido puesto que la capa real son fotografías panorámicas en 360 grados, o vídeos en 360 grados, y no imágenes captadas en directo por un teléfono móvil..

Y también es verdad que usando gafas de VR para recorrer la visita virtual conseguimos aislar al usuario sustituyendo su realidad por otra totalmente distinta, aunque no completamente virtual sino formada por una mezcla de fotografía/vídeo y elementos digitales. ¿Estamos entonces hablando de una variante de realidad virtual?

En el fondo las visitas virtuales son una experiencia inmersiva peculiar que, tomando elementos de ambos mundos, se podría llegar a encajar tanto bajo la etiqueta de realidad virtual como de realidad aumentada. 

Volviendo al mundo del turismo o la cultura, la particularidad de la visita virtual como elemento de realidad aumentada/virtual radica en que trabaja en la fase de preparación del viaje, no durante el viaje. El usuario todavía no está físicamente en el lugar pero ya puede experimentarlo, recorrerlo y acceder a una información adicional que es clave para acrecentar el impacto y la expectación.

La visita virtual se convierte así en un elemento clave en la toma de decisión del futuro viajero: ¿Me gustaría ir esa ciudad? ¿Qué puedo encontrarme una vez allí? ¿Merece la pena que reserve en ese hotel?

¿Quieres más datos sobre las visitas virtual multimedia? ¡Infórmate!

Sergio YagüeLA NUEVA REALIDAD: REALIDAD VIRTUAL, REALIDAD AUMENTADA Y REALIDAD MIXTA